Puntos de Encuentro Familiar:

Puntos de Encuentro Familiar

El Punto de Encuentro Familiar (PEF) es un espacio neutral y acogedor donde se facilita el encuentro del menor con el progenitor no custodio y con otros miembros de su familia biológica, con el fin de cumplir el régimen de visitas, en aquellos casos en los que las relaciones son conflictivas.

Para ello, el Punto de Encuentro Familiar realizará una intervención temporal (15 meses) con el objetivo de dotar a los progenitores de las habilidades necesarias para que en un futuro puedan relacionarse con plena autonomía e independencia, contribuyendo al correcto desarrollo emocional y afectivo del menor.

La finalidad de este Centro es garantizar la seguridad y el bienestar del menor. Este recurso que tiene un carácter temporal, ya que se orienta hacia a la normalización del régimen de visitas, se mantiene mientras persistan las circunstancias personales que motivaron la necesidad de este recurso, o hasta que los progenitores asuman sus responsabilidades parentales.

Actualmente disponemos de los siguientes puntos de encuentro familiar:

Destinatarios y modo de acceso

Pueden acceder a los servicios del Punto de Encuentro Familiar los progenitores o tutores, hermanos y familia extensa del menor en cuyo beneficio se intervenga, siempre que al menos uno de ellos esté empadronado o tenga su residencia habitual en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Pueden acceder al PEF los progenitores, hijos, tutores y familia extensa, inmersos en procesos de separación, divorcio, ruptura de pareja o no convivencia de los hijos con los padres.

El acceso al recurso se producirá:

  1. Por resolución del órgano judicial competente.
  2. Por derivación del Servicio responsable de la gestión de los programas de familia de la Delegación Provincial de la Consejería competente en dicha materia.

Se trata de un servicio totalmente gratuito.

Servicios que se prestan

  • Entrega y Recogida de los menores: Se trata de aquella intervención el la el progenitor custodio entrega al menor en el Punto de Encuentro Familiar y el progenitor no custodio lo recoge para disfrutar del periodo del régimen de visitas fuera del centro. En este caso se utiliza al Punto de Encuentro Familiar como intermediario y supervisor de esas entregas y recogidas del menor.
  • Visita supervisada: Se desarrolla dentro del centro, bajo la supervisión y presencia continuada del Equipo Técnico, a través del profesional encargado del caso, el cual ofrece al progenitor no custodio pautas para mejorar la relación con el menor evitando situaciones de riesgo para éste.
  • Visita sin supervisión: Se realizan dentro del recurso, sin requerir la supervisión directa o la presencia continuada de los profesionales dado que la relación paterno-filial se presenta sin conflictos y no requiere apoyo para desarrollarse de manera normalizada. En estos casos, el punto de Encuentro Familiar pondrá a disposición del progenitor no custodio, y/o familiar en su caso, una sala donde poder realizar la visita. Asimismo pueden recibir asesoramiento por parte de los profesionales si así lo desean.

Si necesitas más información sobre nuestros puntos de encuentro familiar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR